El Tribunal Supremo exime a una mujer de pagar una deuda por unos préstamos firmados por su marido sin su consentimiento

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Según informa el Consejo General del Poder Judicial, en su web, la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo exime a una mujer de pagar 17808 € por un préstamo que concertó el que era su marido sin su conocimiento.

Este procedimiento se inicia en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cáceres, que entendió que la demandante tenía la razón en cuanto a la nulidad del préstamo pero tenía que devolver el dinero prestado a la entidad prestamista. De ese mismo parecer fue la Audiencia Provincial de Cáceres. En cambio, el Tribunal Supremo entiende que la mujer no debe pagar nada debido a la negligencia del Banesto de permitir que el entonces marido se llevara la documentación para firmarlo en casa, que además domicilió el envío de recibos a un apartado de correos. La demandante se enteró de lo que hizo su marido cuando le llegó un requerimiento de pago por importe de 17808 €, lo que motivó que se divorciara de él y interpusiera una querella contra él, que se archivó por el fallecimiento de su ex marido.

Al vender el Santander la deuda a Aiqon Capital Lux S.A.R.L, el Tribunal Supremo no estimó la demanda de la mujer en lo relacionado con los daños y perjuicios que reclamaba porque “ no serían imputables a quien adquiere el crédito y, sin conocer su existencia, lo reclama“.

Para más información: noticia del poder judicial

Más noticias

Call Now Button